Guia de alimentación y salud
Guia de alimentación y salud

LAVOISIER

Antonio Lorenzo Lavoisier nace en París, Francia, el 26 de agosto de 1743, en el seno de una familia acomodada. Desde pequeño dio pruebas de poseer una inteligencia poco común que habría de facilitarle la forma de aprender y la asombrosa rapidez con que asimilaba todo ese saber científico de la época. Su padre, Juan Antonio Lavoisier, era un destacado y prestigioso procurador, y miembro del Parlamento francés. Apoyaba a su hijo y se preocupaba por él. Deseaba imponer a su hijo una cuidadosa instrucción que no malograra las ilusiones depositadas en su joven vástago. Sin embargo, contrariamente a lo que es norma en estos trances, el padre, sagaz y comprensivo, se abstiene de marcarle una carrera y respeta, en todo caso, su vocación, cualesquiera que sean las disciplinas objeto de la devoción del joven estudiante.

 

 Su preparación académica

Lavoisier cursa su primera enseñanza en el colegio Mazarino, el más importante de París, donde adquiere brillantes conocimientos que le abrirían más tarde las puertas de la Facultad de  Derecho, en la que obtiene el grado de licenciado, a los veintiún años.  El diploma de licenciado en Leyes no calma, sin embargo, la sed de saber que mostrara ya en los años de su primera enseñanza. Su vocación se orienta, ahora, por la ciencia, en su más completa variedad. Es así como estudia matemáticas, física, botánica y geología.  La química no atrae, por el momento, su atención. Su primer período postuniversitario lo pasa en compañía de hombres de gran renombre. Científicos de la talla del célebre profesor Guettard, considerado por la posteridad, el verdadero padre de la geología.

 

 

 El instinto de Lavoisier

Lavoisier tenía un genio instintivo. Se aferraba a los hechos e iba tras ellos. El joven e infatigable científico participa, cuando apenas cuenta con veintidós años, en un concurso convocado por la Academia de Ciencias, para conocer la forma más eficiente y económica de dotar de alumbrado público a las ciudades más populosas de Francia.  En esta ocasión iba a dar ya pruebas de tenacidad con que, en toda su vida de científico, abordó sus problemas. Así, a efecto de poder precisar a simple vista las diversas intensidades de la luz y sus más mínimas variaciones, se hizo pintar de negro las paredes de una habitación donde, durante muchas horas del día, permanecía encerrado en la más absoluta oscuridad.

 

Y así permaneció durante un mes. Pasado este período su vista estaba especialmente preparada para registrar la más insignificante diferencia entre dos focos iluminados, cualquiera que fuesen su naturaleza e intensidad. La tenacidad de Lavoisier tuvo su recompensa. El trabajo por él presentado fue el ganador, recibiendo con ello la medalla de oro que le fue entregada por el presidente de la Academia de Ciencias, el 9 de agosto de 1766.

  

 La Academia de Ciencias

Por aquellos días Lavoisier gozaba ya de un gran prestigio entre los círculos científicos de París, «prestigio» ganado con noble tesón y aguda inteligencia» -diría uno de sus biógrafos. Así pues, no tardaría tiempo, nuestro personaje, en abrirse las puertas de la docta y aclamada academia. Como corresponde a una institución de tal naturaleza, la Academia de las Ciencias, el nombramiento de sus miembros recaía sobre hombres ya maduros cuyos antecedentes científicos les hiciesen acreedores a dichos honores.   En 1768 se produjo la muerte de uno de los miembros de la Academia, el prestigiado químico Baron, quedando vacante uno de los asientos de tan prestigiada organización. La vacante sería cubierta por votación. Esta se efectuaría y el elegido sería, obviamente, Lavoisier.

 

Lavoisier ocupó su asiento en la Academia de las Ciencias el 1° de junio de 1768, y desde esa fecha recaen sobre él numerosos trabajos de la más diversa índole que habían de ocuparle la casi totalidad del cuarto de siglo que le quedaba de su vida. Tenía entonces, ya, 25 años.

  

 Otros rumbos, otros retos, otros problemas...

 La designación con que acababa de honrarle la Academia colmaba sus aspiraciones de intelectual; pero, en definitiva, acarreaba también, otro tipo de problemas; problemas de carácter hacendario. Decide, pues, Lavoisier, sin imaginar la remota y posterior fatal consecuencia de su decisión, compartir sus ocupaciones predilectas de investigar con las más remuneradoras tareas de recaudador de contribuciones.  Existía en Francia, en los años que precedieron a la Revolución, una sociedad que, integrada por financieros, era concesionaria de la recaudación de impuestos. Por ahí vería, nuestro buen amigo Lavoisier, llegar una buena parte del dinero que más tarde le reclamarían.  Según creencia general de la época, no exenta de todo fundamento, los concesionarios lograban así fabulosas riquezas a costa de los sufridos contribuyentes. Lavoisier investigaba; pero nada tonto, aprovechaba...

 

DALTON

 

Nació en Gran Bretaña, (1766-Manchester, 1844) Químico y físico británico. En su infancia ayudaba con su hermano a su padre en el trabajo del campo y de la pequeña tienda familiar donde tejían vestidos. Aunque su situación económica era bastante humilde, recibieron cierta educación en la escuela cuáquera más cercana. Nunca se casó, tal vez para dedicarse tiempo completo a lo que verdaderamente le apasionaba: la ciencia.    Con sólo 12 años de edad Jonh Dalton abrió una escuela en su localidad natal, después de dos años tuvo que abandonar su proyecto debido al bajo salario.

 

Su hermano y él abrieron su propia escuela, donde ofrecían clases de inglés, latín, griego y francés, además de 21 temas relacionados con las matemáticas y las ciencias. Su hermana se trasladó con ellos para ayudarles en la casa.   El interés de Dalton se extendió hacia la neumática, la astronomía y la geografía, y en 1787 comenzó a obtener ingresos extraordinarios impartiendo conferencias. También se dirigió a un museo cercano con una oferta para vender los once volúmenes clasificados de su colección botánica.

 

A la edad de 26 años (1792), Dalton descubrió que ni él ni su hermano eran capaces de distinguir los colores. Le regaló a su madre unas medias (que él creía azules) y ella le preguntó sorprendida cuál era la razón por la que le daba unas medias de color escarlata, que no era apropiado para una mujer cuáquera. En su primer artículo científico importante Extraordinay facts relatin to the vision of colours, John Dalton proporcionó una descripción científica sobre este fenómeno que posteriormente se conoció con el nombre de daltonismo.

 

En 1793, se trasladó a Manchester como tutor en el Nuevo Colegio fundado por los presbiterianos. Sus investigaciones se centraron en distintas ciencias. En meteorología estudió las auroras boreales y concluyó que su origen era el magnetismo terrestre. También señaló que el origen de la lluvia es una disminución de la temperatura, en ese mismo año Dalton publicó su primer libro Meteorological Observations and Essays, donde defendía la tesis de que el aire es una mezcla física de gases en lugar de una combinación química.    En 1802 estableció su ley de las presiones parciales (Ley de Dalton), también estableció una relación entre la presión de vapor y la temperatura.

 

En 1803, mientras trataba de explicar su ley de presiones parciales, comenzó a formular su mayor contribución a la ciencia: la teoría atómica, ello llevó a Dalton a establecer la ley de las proporciones múltiples, que dice que los pesos de dos elementos siempre se combinan entre sí en proporciones de números enteros pequeños. En ese mismo año publicó su primera lista de pesos atómicos y símbolos.    Los resultados fueron comunicados oralmente y publicados en un libro en 1808, su trabajo más famoso: A New System of Chemical Philosophy, Part I. En él adoptó la idea de átomo y dibujó partículas individuales para ilustrar las reacciones químicas. No todo el mundo aceptaba la nueva teoría y en 1810 publicó la segunda parte, proporcionando nuevas evidencias empíricas.

 

Aunque fue miembro de la Real Sociedad desde 1822 y en 1825 recibió la medalla de esta sociedad científica por su trabajo en la teoría atómica, Dalton siempre se consideraba a sí mismo sobre todo un docente, que se ganó la vida dando clases y conferencias hasta 1933, cuando fue premiado con una pensión civil anual. El 27 de julio de 1844 falleció de un ataque al corazón. Según su deseo, tras su muerte se le practicó la autopsia para determinar la causa de lo que luego se llamó daltonismo.   Fue enterrado con honores de monarca, en un funeral seguido por más de cuatrocientas mil personas, contraviniendo los principios de los cuáqueros conforme a los cuales vivió.

 

PROUST

Joseph Louis Proust (1754-1826), químico francés, uno de los fundadores del análisis químico, conocido también por haber formulado la ley química de las proporciones definidas, llamada algunas veces ley de Proust. Desarrolló la mayor parte de su carrera en España.

 

Joseph-Louis Proust nació el 26 de septiembre de 1754 en Angers, Francia, donde su padre era farmacéutico. Compaginó sus estudios en el Colegio de los Oratorianos con el trabajo en la farmacia paterna, en la cual adquirió sus primeros conocimientos de química y herboristería, llegando a participar en la creación de un jardín botánico en la ciudad. En 1775 Proust gana por oposición el puesto de primer farmacéutico en el Hospital de la Salpétrière de París, donde publica sus primeros ensayos. En 1778 Proust es contratado por el Real Seminario Patriótico de Vergara para impartir la enseñanza de la química, lo que hizo durante el curso de 1779-1780.

 

Al cabo de un tiempo Proust es introducido en las técnicas aerostáticas por un amigo íntimo suyo, Jacques Charles, experto en el estudio de los gases, y entra a enseñar química en el museo del Gabinete Real de Química y Física de París. En 1786 el gobierno español, a través de un acuerdo entre el rey español Carlos III y el francés Luís XVI, y oída la recomendación de Lavoisier, contrata a Proust para enseñar química en Madrid.

 

En 1799 se decidió fundir los laboratorios de química de los Ministerios de Estado y Hacienda y se llamó a Proust a hacerse cargo de la dirección del Laboratorio Real de Madrid. Ese mismo año Proust participó en la redacción y edición de la primera revista española dedicada por entero a las ciencias naturales, los Anales de Historia Natural, que en 1801 pasó a llamarse Anales de Ciencias Naturales. Esta fue una etapa productiva para Proust ya que combinaba la investigación con la enseñanza.

 

Entre 1794 y 1804 estas conclusiones le llevaron a enunciar la Ley de las proporciones definidas o constantes, también conocida como la ley de Proust, sin embargo, esta ley no fue aceptada totalmente hasta el año 1811 en el que el prestigioso químico sueco Jöns Jacob Berzelius reconociese su enunciado, que sentase las bases para el establecimiento de la teoría atómica de Dalton.

 

ARQUIMEDES

Arquímedes fue un matemático que vivió durante el II siglo AC en Syracuse, Sicilia. Su padre, Phidias, fue un astrónomo según varios comentarios hechos por Arquímedes en sus escrituras.  Durante su vida, Arquímedes fue principalmente reconocido por haber inventado varios sistemas mecánicos que se usaron con éxito en la guerra. Él utilizó poleas y comprendió los principios mecánicos fundamentales para alzar y mover pesos muy grandes sin aplicar grandes fuerzas. Sin embargo, tales invenciones no son consideradas como sus más grandes logros. En las escrituras de Plutarco, hay evidencia que Arquímedes consideró el oficio de la ingeniería y "cualquier otro tipo de arte u oficio que se preste a un mero uso y beneficio", como sórdido e innoble. Desafortunadamente sus verdaderas contribuciones a las matemáticas puras fueron menos reconocidas. 

 

Los libros escritos por Arquímedes que han sobrevivido el asalto del tiempo son: "Equilibrios de los Planos", "Cuadratura de la Parábola", "La Esfera y Cilindro", "Espirales, Conoidáles y Esferoides", "Los Cuerpos Flotantes", "La Medida de un Círculo" y "El Sandreckoner". Sus trabajos se concentraron principalmente en explorar los principios fundamentales de la mecánica, la hidrostática y las propiedades de entidades geométricas como los círculos, esferas, espirales y cilindros. 

 

 

En el campo de la mecánica, Arquímedes demostró teoremas fundamentales sobre el centro de gravedad de cuerpos sólidos y figuras planas. Es mejor conocido por el descubrimiento del principio que determina el peso de un cuerpo sumergido en un líquido, conocido como el "Principio de Arquímedes". También es famoso por la invención del "Tornillo del Arquímedes", que hasta el día de hoy se sigue utilizando.

 

Las habilidades de Arquímedes fueron prácticamente aprovechadas por el Rey Hiero. En una ocasión particular, la bodega de un enorme barco acumuló agua debido a fuertes lluvias. El Rey Hiero pidió ayuda a Arquímedes para remover el agua de la nave. La ocasión inspiró a Arquímedes a crear lo que hoy conocemos como "El Tornillo de Arquímedes", una máquina que consiste en un tubo hueco que contiene un espiral que gira por medio de una asa colocada en una orilla del tubo. Cuando la orilla inferior del tubo se colocaba en la bodega del barco y se giraba el asa, el agua subía a través del tubo dirigiéndose a un costado de la nave. El "Tornillo de Arquímedes" fue popular en Egipto, donde se utilizó como dispositivo para irrigar los campos.  

En otra ocasión, el Rey Hiero había comisionado una nueva corona real, la cual sería hecha de oro sólido. El Rey había proporcionado el oro para la corona, pero sospechaba que el orfebre lo había estafado añadiendo plata para dar el peso correcto a la corona y quedarse con el resto del oro. Una vez más, el Rey llamó a Arquímedes para probar la pureza de la corona sin dañarla. Arquímedes encontró la inspiración cuando estaba tomando un baño al notar que el nivel de agua en la tina se elevaba cuando él se sumergía, descubriendo que podía medir la densidad de la corona si lograba medir la cantidad de agua que se movía de lugar, o su "volúmen". La leyenda dice que Arquímedes estaba tan sorprendido por su descubrimiento que salío a correr por las calles gritando "Eureka", que significaba "lo he encontrado" en griego. Arquímedes demostró que como se pensaba, el orfebre había estafado al Rey. Este particular incidente hizo que Arquímedes escribiera los principios básicos de la hidrostástica en su libro "Los Cuerpos Flotantes".   

 

Arquímedes fue asesinado en 212 AC cuando los Romanos invadieron Syracuse. Arquímedes pidió que su epitafio llevara la inscripción de un cilindro circunscribiendo una esfera, pues él consideraba que su trabajo con respecto a los cilindros y a las esferas fue el más importante.

 

PASCAL

Blaise Pascal (1623-1662), filósofo, matemático y físico francés, considerado una de las mentes privilegiadas de la historia intelectual, el estudio de su principio se basa en la prensa hidráulica .

 

Blaise Pascal Blaise Pascal, conocido como matemático, científico y autor, abrazó la religión hacia el final de su corta vida. Pascal argumentaba que es razonable tener fe, aunque nadie pueda demostrar la existencia o inexistencia de Dios; los beneficios de creer en Dios, si efectivamente existe, superan con mucho las desventajas de dicha creencia en caso de que sea falsa. Hulton Deutsch

 

Calculadora de Pascal En 1642, Blaise Pascal desarrolló una calculadora mecánica para facilitarle el trabajo a su padre, un funcionario fiscal. Los números se introducen en las ruedas metálicas delanteras y las soluciones aparecen en las ventanas superiores. Dorling Kindersley

 

Nació en Clermont-Ferrand el 19 de junio de 1623, y su familia se estableció en París en 1629. Bajo la tutela de su padre, Pascal pronto se manifestó como un prodigio en matemáticas, y a la edad de 16 años formuló uno de los teoremas básicos de la geometría proyectiva, conocido como el teorema de Pascal y descrito en su Ensayo sobre las cónicas (1639).

 

En 1642 inventó la primera máquina de calcular mecánica. Pascal demostró mediante un experimento en 1648 que el nivel de la columna de mercurio de un barómetro lo determina el aumento o disminución de la presión atmosférica circundante. Este descubrimiento verificó la hipótesis del físico italiano Evangelista Torricelli respecto al efecto de la presión atmosférica sobre el equilibrio de los líquidos. Seis años más tarde, junto con el matemático francés Pierre de Fermat, Pascal formuló la teoría matemática de la probabilidad, que ha llegado a ser de gran importancia en estadísticas actuariales, matemáticas y sociales, así como un elemento fundamental en los cálculos de la física teórica moderna.

 

Otras de las contribuciones científicas importantes de Pascal son la deducción del llamado ‘principio de Pascal’, que establece que los líquidos transmiten presiones con la misma intensidad en todas las direcciones y sus investigaciones sobre las cantidades infinitesimales. Pascal creía que el progreso humano se estimulaba con la acumulación de los descubrimientos científicos.

 

BERNOULLI

 

Matemático suizo nacido el 8 de febrero de 1700 y muerto el 17 de marzo de 1782. Miembro de la familia Bernoulli que dio al mundo once grandes matemáticos, a lo largo de cuatro generaciones y quienes contribuyeron de forma notable a la clasificación de las ecuaciones diferenciales y a su reducción a cuadraturas. Hijo de Jean (1667-1748) y sobrino de Jacques (1654-1705), quien destacó por sus trabajos relativos al Cálculo Infinitesimal, sobre probabilidades, etc, los cuales fueron perfeccionados por Jean.

 

Daniel estudia medicina en Suiza y Alemania, obteniendo el título en 1724. En el mismo año publica parte de sus investigaciones matemáticas y un año después es nombrado profesor de matemáticas de la universidad de San Petersburgo.

 

En 1733 regresa a Basilea donde imparte docencia en las áreas de Botánica y Anatomía y posteriormente en Física.  Destacan sus investigaciones relativas a trigonometría, cálculo, probabilidad y sobre un nuevo modelo de los gases, considerándosele como uno de los precursores de la teoría cinética de los gases. Pero, fundamentalmente D. Bernoulli es conocido por sus trabajos dentro de la hidráulica.

 

En 1738, en su obra Hidrodinámica, Bernoulli establece la ley que lleva su nombre, y que enuncia así: a lo largo de un tubo de flujo la suma de la energía cinética, de la energía potencial debida a la gravedad y la de la energía de presión es constante.

 

ERNST HAECKEL

Ernst Haeckel (1834-1919) Estudió medicina en las universidades de Berlín, Wurzburgo y Viena, tras lo cual se incorporó, en calidad de Asistente de Zoología, a la Universidad de Jena, de la que sería catedrático (1865-1909). Las contribuciones de Haeckel a la zoología fueron una mezcla de investigación y especulación. Abogó por el monismo y por una visión totalmente materialista de la vida y el universo. Amplió las ideas de su mentor, Johannes Müller, argumentando que las etapas embrionarias en un animal recapitulan la historia de su evolución, y que por tanto la ontogénesis reproduciría la filogénesis.

Sus estudios acerca de la biología marina, realizados en colaboración con Müller, le condujeron a comparar la simetría de los cristales con la de los animales más simples, y a postular un origen inorgánico para los mismos. En 1866 anticipó el hecho de que la clave de los factores hereditarios reside en el núcleo de la célula. Provocó una fuerte controversia al proponer que todos los animales multicelulares se originaron a partir de un ser hipotético, a la vez endodermo y ectodermo, al que denominó gástrea.

Ernst Haeckel, que era muy aficionado a la creación de vocablos, se inspiró en la palabra economía para inventar un nuevo derivado de casa, para significar "el conjunto de conocimientos referentes a la economía de la naturaleza, la investigación de todas las relaciones del animal tanto en su medio inorgánico como orgánico, incluyendo sobre todo su relación amistosa u hostil con aquellos animales y plantas con los que se relaciona directa o indirectamente". Haeckel utilizó el término Oekologie quizá ya en 1866, cuando conoció a Charles Darwin, a quien admiró desde el primer momento, aunque la palabra sólo se popularizó en la década de los setenta en los ambientes especializados.

El término Ökologie fue introducido en 1866 por el prusiano Ernst Haeckel en su trabajo Morfología General del Organismo; está compuesto por las palabras griegas oikos (casa, vivienda, hogar) y logos (estudio), por ello Ecología significa "el estudio de los hogares".

En un principio, Haeckel entendía por ecología a la ciencia que estudia las relaciones de los seres vivos con su ambiente, pero más tarde amplió esta definición al estudio de las características del medio, que también incluye el transporte de materia y energía y su transformación por las comunidades biológicas.

Ernst Haeckel fue un ferviente evolucionista. Sus ideas al respecto fueron recogidas en 1866 en su Generelle Morphologie der Organismen (Morfología general de los organismos), cuyo segundo volumen dedicó a Charles Darwin, Wolfang Goethe y Jean-Baptiste Lamarck.